16 de junio de 2019

Relacionan la actividad cerebral de los adolescentes con su capacidad para socializar

Relacionan la actividad cerebral de los adolescentes con su capacidad para socializar
ISTOCK

La adolescencia es una de las etapas más importantes en el desarrollo de las personas. En ella se producen cambios que irán marcando la vida adulta de los más pequeños de la casa. Aspectos como el círculo de amigos y el sentimiento de integración en su grupo de amigos y por ello, la socialización juega un papel muy importante en estos momentos de los más pequeños.

¿Qué influye en la socialización de los adolescentes? Un nuevo estudio elaborado por la Universidad de Zurich indica que la actividad cerebral tiene un papel muy importante en el modo en el que los jóvenes se sienten integrados en su círculo de amigos y lo van ampliando, conformando lo que a la larga será su entorno de compañeros.

El cerebro y la socialización

La muestra de este estudio quedó conformada por un total de 60 mujeres de entre 15 y 18 años. Todas fueron analizadas para detectar si había algún tipo de trastorno social y, al mismo tiempo, cómo era su actividad cerebral. Los resultados indicaron que las participantes que presentaban problemas para hacer amigos, tenían una menor actividad.

Además, los resultados indicaron que las personas con trastornos de socialización presentaban una menor conexión en determinadas áreas de su cerebro. ¿Qué conclusiones se extraen? Los resultados pueden interpretarse del siguiente modo: una menor actividad cerebral deriva los déficits en la regulación de la emoción en las adolescentes.

"La diferencia en las actividades neuronales entre los dos grupos de prueba podría indicar diferencias fundamentales en la regulación de la emoción. Sin embargo, también podría deberse a un retraso en el desarrollo del cerebro en los participantes con trastornos de conducta", explica uno de los representantes de este grupo de investigadores.

Importancia de los amigos

Como ya se ha dicho, amigos y adolescentes son un binomio muy importante. Los jóvenes, a estas edades debe enfrentarse a bastantes cambios en esta etapa de su vida, tanto físicos como psíquicos. Es aquí cuando comienza a cuestionar con más fiereza las normas de los adultos y progresivamente pierde la dependencia respecto a sus padres. Le resulta más fácil y menos vergonzante consultar sus dudas y preocupaciones con sus amigos, dada la empatía que se siente al estar experimentando lo mismo que él.

La estructura de las amistades cambia según la edad. Durante la preadolescencia, entre los 11 y 14 años, son típicos los grupos pequeños del mismo sexo. La pertenencia a ellos da protección y facilita el contacto con semejantes. Más adelante, empiezan a mezclarse con personas del género opuesto, dando lugar a grandes grupos mixtos. Finalmente, pueden formarse las primeras parejas, lo que supone una reducción de la dependencia respecto a los amigos.

Damián Montero

Te puede interesar:

La importancia de la amistad en la niñez

- Las "herramientas" para tener amigos

- 6 claves para caer bien y tener amigos

- 15 trucos para caer bien a los demás

Para leer más