5 de julio de 2012

El Trastorno Explosivo Intermitente afecta a uno de cada doce adolescentes

El Trastorno Explosivo Intermitente afecta a uno de cada doce adolescentes
HACER FAMILIA

Cerca de dos tercios de los adolescentes estadounidenses han experimentado, alguna vez en su vida, un ataque de rabia violento, con destrozos a la propiedad o agresiones a otras personas.

Según un nuevo estudio de la Harvard Medical School, estos graves ataques son mucho más comunes, al menos entre los adolescentes americanos, de lo que se creía anteriormente.

El estudio, basado en una encuesta nacional realizada cara a cara con 10.148 adolescentes americanos, muestra cómo cerca de dos tercios tienen un historial de ataques violentos. Además, se ha puesto de manifiesto queuno de cada 12 jóvenes (casi seis millones) cumple los criterios para ser diagnosticado con el Trastorno Explosivo Intermitente (TEI), un síndrome caracterizado por persistentes ataques de rabia incontrolados y desproporcionados respecto a las circunstancias en que se producen.

Según el manual de diagnóstico de desórdenes mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría, para ser diagnosticado con el TIE un individuo debe haber experimentado tres episodios de agresividad impulsiva, "totalmente desproporcionados respecto al estresante psicosocial causante del ataque", en cualquier momento de su vida.

Para el estudio los investigadores realizaron un diagnóstico más estricto, eliminando a los adolescentes que, pese a sufrir este tipo de reacciones, tenían otros trastornos asociados con la agresividad como bipolaridad, déficit de atención e hiperactividad, trastorno de conducta o trastorno negativista desafiante.

Leer más: El Confidencial