23 de abril de 2015

Drogas y adolescentes: 10 consejos para padres

Drogas y adolescentes: 10 consejos para padres
THINKSTOCK

La primera tarea de los padres es estar informados sobre las drogas y sus consumos, sin que esto signifique que debamos ser especialistas. Fundamentalmente comienzan a consumir por la necesidad de integrarse en el grupo, de sentirse "como uno más", de no ser tachado de "raro". Los padres debemos hacerles entender que un amigo que ofrece drogas nunca será un buen amigo.

Cuando se trata del consumo de drogas es mucho mejor prevenir desde el principio, que más tarde tratar una adicción. La última decisión sobre consumirlas o no sólo depende de nuestros hijos, pero podemos ayudarles para que sean responsables y sepan sus consecuencias, así como darles armas para rechazarlas.

En ocasiones, los padres tenemos dudas sobre la edad en la que debemos hablar a nuestros hijos acerca de las drogas. Como en otras muchas cuestiones creemos que "son demasiado pequeños" para quitarles su inocencia o para entender determinadas cuestiones. En el tema de las drogas, desde la FAD (Fundación de Ayuda contra la Drogadicción), los especialistas aseguran que no existe una edad que nos indique un momento a partir del cual debemos hablar a los hijos y que más importante que ésta es saber elegir el momento, y ajustar nuestra conversación a la edad y capacidad de nuestros hijos.

Los padres debemos ser sus primeros informadores sobre drogas

Lo ideal es buscar la ocasión y generar en nuestros hijos el interés por estos temas, de manera que nos pregunten directamente sin sospechar que hemos sido nosotros los que hemos suscitado en ellos dichas cuestiones. Podemos aprovechar momentos concretos (como una noticia en la televisión, una situación de consumo en casa o en la calle, etc.) que justifiquen nuestra intervención. Pero siempre procuraremos buscar tiempos idóneos, en un lugar adecuado, un clima en el que no haya tensiones y donde se piense que el destinatario (nuestro hijo) va a estar receptivo.

En este sentido, es muy importante recordar que debemos responder siempre ante estas solicitudes por parte de los niños. Los padres tenemos que convertirnos en un referente de primer orden en la obtención de información sobre drogas para contrarrestar otras fuentes de información, en ocasiones no adecuadas. Para ello debemos mostrar una total disponibilidad para atender cualquier pregunta o cuestión y no rechazarlas, incluso en situaciones comprometidas.

Por otro lado, nunca debemos olvidar que la información y la comunicación sobre drogas siempre deben estar adaptadas a la edad, la capacidad de comprensión, la experiencia previa y las expectativas de cada uno de nuestros hijos.

Mensajes que debemos trasmitir sobre las drogas

Nuestra primera tarea es estar informados sobre las drogas y sus consumos, sin que esto signifique que debamos ser especialistas en la materia. La información debe cumplir unas exigencias para asegurar que tenga un carácter preventivo: debe ser objetiva, veraz y realista. Al hablar sobre sustancias no se deben dramatizar los efectos de las mismas. El "recurso al miedo" no sólo no es eficaz, sino que en ocasiones resulta contra-preventivo. Tampoco es conveniente banalizar los consumos o ciertas formas de los mismos.

En ocasiones, nuestros hijos tendrán más información que nosotros sobre determinados aspectos referidos a estos temas. Si ofrecemos mensajes o datos no contrastados, basados únicamente en opiniones, perderemos credibilidad ante ellos; si es necesario, tendremos que contar con la ayuda de profesionales para que nos presten su apoyo y asesoramiento. La FAD ha editado una guía rápida titulada "¿Qué les digo?", para facilitar el diálogo entre padres e hijos respecto a las drogas. Se compone de tres cuadernos, en función de la edad de los hijos, con contenidos adaptados a su nivel de desarrollo: hasta 6 años, de 6 a 12 años y de 12 a 18 años.

10 consejos para padres para prevenir el consumo de drogas

1.   Dar amor, afecto y apoyo incondicionales y permanentes.
2.   Saber marcar y hacer respetar las normas y límites.
3.   Fomentar la comunicación y la confianza.
4.   Preparar para la vida, dar responsabilidades en función de las posibilidades de cada uno.
5.   Favorecer la cohesión familiar.
6.   Ser conscientes de la importancia de transmitir valores.
7.   Disfrutar de la familia en el tiempo libre, con actividades positivas.
8.   Participar activamente en el colegio y la comunidad.
9.   Informarse sobre el potencial preventivo como padres y madres.
10.   Saber actuar cuando exista un problema, buscando soluciones y no demorándolas.

¿Cómo prevenir el consumo de drogas desde casa?

De 7 a 12 años el niño ya es consciente de que las drogas existen y es el mejor momento para iniciar acciones preventivas. Un aspecto básico es el diálogo, pues nuestros hijos están en una edad en la que no basta sólo con prohibir como en la etapa anterior. Necesitan una explicación, un porqué a sus dudas. Además, es importante conocer los amigos con los que se rodea, ya que, junto con la familia y los medios de comunicación, éstos son un punto clave en su formación. Los padres debemos hacerles entender que un amigo que ofrece drogas nunca será un buen amigo. Así, prevenir desde la familia supone:

-   Transmitir valores y actitudes pro-sociales y positivas.
-   Servir como ejemplo y modelo de salud.
-   Crear un clima afectivo de reconocimiento y aprobación, que favorezca la estabilidad emocional.
-   Promocionar la autoestima de nuestros hijos, enseñándoles a valorar adecuadamente sus cualidades y a sentirse capaces de afrontar dificultades.
-   Definir y hacer respetar límites y normas que favorezcan el autocontrol de nuestros hijos.
-   Responsabilizarles de tareas, como parte del desarrollo madurativo.
-   Favorecer que los hijos sean menos dependientes de la aprobación de los demás y, por tanto, más autónomos.
-   Comunicarnos con ellos y favorecer el intercambio de sentimientos, emociones y experiencias.
-   Ayudarles a desarrollar habilidades sociales que les faciliten la integración social adecuada.
-   Identificar sus gustos y aficiones y compartirlas con ellos.
-   Participar activamente en nuestra comunidad.

Ana Aznar
Asesor: Miguel Ángel Rodríguez. Subdirector de Estudios y Programa de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción

Más información en el libro: Ladrones de cerebros, de Tom Scott y Trevor Grice. 

También te puede interesar:

- Cómo saber si consume drogas

- Por qué los adolescentes caen en las drogas

- Qué deben hacer los padres para prevenir las drogas