22 de julio de 2014

Cómo ayudarles a dejar de fumar

Cómo ayudarles a dejar de fumar
THINKSTOCK

Se echa litros y litros de colonia, llega a casa mascando chicle, pero tú lo notas: huele raro. Un día vas a poner una lavadora y te encuentras un mechero en el bolsillo de sus pantalones, y entonces confirmas tus sospechas: tu hijo adolescente fuma. Aunque has intentado prevenir que esto ocurriera, después del disgusto inicial, se nos plantea la duda: cómo ayudarles a dejar de fumar.

Y para lograrlo, más efectivo que prohibir por prohibir, es el diálogo con ellos. Si propiciamos un ambiente de confianza, resultará más fácil que nos comuniquen sus inquietudes y estarán más abiertos a recibir consejos.

Consejos para dejar de fumar

1. Tendremos poco poder de convicción y una escasa autoridad si nosotros mismos fumamos, por lo que, si pretendemos que nuestro hijo lo deje, deberemos hacerlo nosotros también. Puede ser un excelente momento de dejarlo: ¿por qué no enfrentarse al reto juntos?

2. Los castigos, las amenazas, los ultimátum... no funcionan bien. Intenta comprender por qué fuma: ¿es por caer bien a sus amigos, por ser aceptado, por tratar de aparentar mayor? Si sabemos por qué fuma, será más fácil combatirlo.

3. El tabaco es muy caro. Coged una calculadora: ¿cuánto estás gastándote a la semana? ¿Y al mes? ¿Y al año? ¿Qué cosas podrías hacer con ese dinero? Haced una lista.

3. Si solías fumar y conseguiste dejarlo, háblale sobre qué hiciste, cómo te sentiste, qué era lo que más te costó, etc. Los adolescentes muchas veces están convencidos de que podrán dejarlo cuando quieran. Sin embargo, las investigaciones demuestran que la mayoría de los adolescentes nunca deja de fumar.

4. Apoya a tu hijo. En el proceso de dejarlo, serán frecuentes los enfados, la ansiedad... Sé comprensivo y paciente.

5. Elaborad una lista de ventajas que obtendrá dejando de fumar: sacadla cuando esté tentado a volver a caer.

6. Mientras siga fumando, sé firme. No le permitas fumar en casa.

7. Ayudar a tu hijo a dejar el hábito es una de las mejores actividades que como padres podemos hacer. De forma que si nosotros fumamos, lo mejor es que empecemos primero.

8. Finalmente, recompensa a tu hijo cuando consiga dejarlo definitivamente. Planea algo especial para celebrarlo juntos.

Hacer Familia recomienda: