Cómo aprovechar la adolescencia para estrechar vínculos familiares

Cómo aprovechar la adolescencia para estrechar vínculos familiares
6 de diciembre de 2018 ISTOCK

La adolescencia es una de las etapas más difíciles en el desarrollo de los hijos. Los más pequeños comienzan la transición hacia la vida adulta y empiezan a definir su personalidad. Las señas de identidad en estos momentos son la rebeldía y una lejanía respecto a sus padres. Sin embargo, esta situación puede aprovecharse para estrechar los lazos todavía más.

¿Cómo conseguirlo? Desde la Unión de Asociaciones Familiares, UNAF, celebró a finales del mes pasado la jornada 'Adolescentes y Familias de Hoy: nuevos retos, nuevas soluciones' donde se recopilaron varias de las preocupaciones de los padres de adolescentes a las que se les ha intentado ofrecer soluciones.

Evolución del adolescente

UNAF define la adolescencia como "una etapa evolutiva que se caracteriza por una alta apertura al cambio y por la exploración de la identidad, del área sexual, ideológica, social, etc., lo que se combina con experiencias más o menos conscientes de fragilidad. Esto compromete de forma especial a dos áreas fundamentales del funcionamiento de la persona: la comunicación y el apego."

Entre los muchos temas que se abordaron durante la celebración de estas jornadas destacó el uso abusivo de las nuevas tecnologías. José Moreno, director del Servicio de Atención en Adicciones Tecnológicas de la Comunidad de Madrid, explicó el contexto actual de los nativos digitales, caracterizado por "la inmediatez, el fácil acceso, la practicidad y la conectividad". Para tratar este uso disfuncional, Moreno propuso "trabajar la relación, validar, dar alternativas, poner límites, negociar y considerar el conflicto como una oportunidad de aprendizaje y cambio".

Los profesionales destacan que es en la adolescencia donde se encuentra un bloqueo propio del ciclo vital. Una situación que hace necesaria la sensibilización de las familias con el fin de ver ese conflicto en positivo, contextualizarlo en esa etapa y "ofreciendo herramientas para mejorar las relaciones familiares", señaló Belén Rodríguez-Carmona, técnica de los programas de sensibilización en mediación con familias con hijos adolescentes y familias reconstituidas.

Cómo estrechar lazos

En esta situación se abre la puerta a una pregunta, ¿cómo estrechar los lazos con los adolescentes? Gregorio Gullón, responsable del Servicio de Mediación en Familias con Hijos e Hijas Adolescentes de UNAF y Atención a las Familias Reconstituidas, considera que "la construcción de la identidad de la persona adolescente la marca los valores que predominen en la sociedad del momento, valores creados, en definitiva, por una sociedad adulta, por eso resulta paradójico culpabilizar al adolescente". Al mismo tiempo, "los progenitores necesitan ser confirmados como buenos padres o madres por los hijos e hijas, y a la inversa. Esto es algo que no se suele dar en la adolescencia y que genera dolor en ambos".

Por su parte, Inés Alonso, psicóloga del Servicio de Mediación con Adolescentes y del Servicio de Atención a Familias Reconstituidas, señaló que estas familias han existido siempre cuando fallecía uno de los cónyuges, ya que no existía el divorcio. "Hoy en día el modelo de familia reconstituida se va generalizando, al tiempo que se acepta con mayor normalidad por el resto de la sociedad", apuntó.

En relación con la etapa adolescente, Alonso indicó que "desde nuestra experiencia en los servicios de atención, vemos que la primera adolescencia es la etapa en la que se encuentran más dificultades para reconstituir. La necesidad de diferenciación, la búsqueda de la propia identidad en la nueva familia, nuevas figuras que aparecen... de ahí la complejidad".

Damián Montero

Te puede interesar:

La rebeldía adolescente: cuando la familia es el origen

- Adolescencia y autoestima

Cómo asentar la confianza entre padres e hijos

10 errores que cometemos los padres con nuestros hijos

- Relaciones entre padres y adolescentes

Contador