19 de enero de 2017

Petición al Ministerio de Sanidad para garantizar ingresos conjuntos

Petición al Ministerio de Sanidad para garantizar ingresos conjuntos
ISTOCK

Ningún padre desea ver a su hijo entrando por la puerta de un hospital y mucho menos ver cómo después de una revisión, los médicos aconsejen que se quede en estas instalaciones. Sin embargo en ocasiones esto no se puede evitar y si se produce el ingreso, es mejor que los progenitores estén cerca de sus vástagos para ayudar a mantener la calma en estos momentos tan difíciles para ellos.

Sin embargo en España cuando un niño se ingresa dentro de un hospital este es único internamiento posible. Si los padres quieren quedarse junto a él deben adaptarse a las condiciones lo que en ocasiones termina convirtiéndose en noches durmiendo en un sillón y saliendo a comprar comida dejando al menor solo. Por ello se ha lanzado una petición al Ministerio de Sanidad para garantizar los ingresos conjuntos.

Garantizar condiciones básicas

Esta petición aparecida en Change.org se centra en los casos en donde la presencia de la madre o el padre es totalmente necesaria. Por ejemplo en el caso de los bebés lactantes que necesitan tener cerca el pecho de la madre en cada momento. Este es uno de los motivos que se esgrime para pedir el ingreso conjunto, es decir, que se garantice al menos una cama y unas comidas para que se pueda estar junto al niño que precisa de la leche.

De igual modo se solicita el ingreso conjunto a la inversa. Es decir, en caso de que la madre tenga que quedarse en el hospital, y siempre que no haya peligro para la salud del bebé, este debería quedarse junto a la mujer para seguir recibiendo el pecho para garantizar su desarrollo ya que a determinadas edades este es el único alimento que reciben estos niños.

El mejor calmante para los niños

Además de la alimentación en los lactantes, la presencia de los padres en el internamiento también tiene otros efectos terapéuticos. Ver a una figura familiar durante un trance tan horroroso como es la estancia en el hospital siempre ayuda a que los niños mantengan la calma y no se sientan tan tristes en este periodo.

Compartir con alguien tan querido como un padre este tiempo lo hace más llevadero. Juegos, charlas, diversión, todo ello contribuye a que el niño pierda el miedo a los hospitales. Algo que tiene un importante papel en su futuro ya que si su primera experiencia no es tan traumática, lo tendrá menos difícil a la hora de ser internado por segunda vez en este tipo de centros.

Además, de todo lo malo, siempre se puede sacar algo bueno, incluso de una experiencia de internamiento en el hospital. Los padres también se benefician de estos momentos al crear un fuerte vínculo con sus hijos. El hecho de acompañarles en estos trances les hará sentirse útiles y fomentar la relación con los niños.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Niños hospitalizados: ¿cómo les afecta la estancia en el hospital?

- Presencia paterna, el mejor calmante en momentos dolorosos

- ¿Cómo aliviar el dolor en niños? Claves y analgésicos

- El miedo a la bata blanca del pediatra en los niños

Hacer Familia recomienda: