5 de agosto de 2014

Variar de peso de un día para otro

Variar de peso de un día para otro
THINKSTOCK
correo

Las mujeres, por regla general, somos muy concienzudas sobre los cambios en nuestro peso. Si alguna vez has notado que tu peso cambia de manera drástica de un día para otro, debes de tranquilizarte, no eres la única que pasa por esta situación.

El aumento rápido de peso y la hinchazón de estómago es más común de lo que te imaginas. La cuestión es ¿qué es lo que causa ese rápido y extraño aumento de peso?

Según explica María Isabel Lopera, responsable de la Unidad de Nutrición, Dietética y Antiaging del Instituto Beatdream y colaboradora de Smartsalus.com, "vivimos en un país en el que existen cuatro estaciones y una humedad atmosférica alta y los genes mediterráneos determinan un físico que, en lo que se refiere al tejido adiposo, difiere de otras regiones de planeta".

Factores que afectan a la variación de peso

El clima es uno de los factores desencadenantes de la variación rápida de nuestro cuerpo. El sistema vascular y el tejido adiposo nos ayudan a regular la temperatura de nuestro cuerpo, alrededor de los 34 o 35 grados centígrados, por medio de la retención de líquidos. 

Por ejemplo, en verano, nuestro cuerpo actúa como lo hacen los camellos, por eso notamos la necesidad de beber mas agua y nuestra orina se muestra más concentrada porque se tiende a retener más líquidos para controlar la temperatura interna frente a la externa.

Causas que provocan que nuestro peso varíe

- La jornada laboral. Los horarios de trabajo y el ritmo de vida no se adaptan a las necesidades de recuperación del organismo y, por norma general, vivimos en constante estrés. Si no generamos melatonina, el organismo estará en situación de estrés, y éste produce hormonas de cortisol. La cortisona genera más desequilibrio y más inflamación y por ello se retienen más líquidos.

- Dormir ocho horas. Dormir más de ocho horas ayuda a adelgazar, siempre es mejor relajarse con opciones naturales ya que los medicamentos que ayudan a conciliar el sueño hacen que se acumulen más líquidos.

- En las mujeres, nos interviene el ciclo menstrual, en cuyos días anteriores a la regla se retienen líquidos para que el organismo esté mejor preparado ante un posible embarazo.

Cómo combatir los cambios bruscos de peso

- La herramienta clave para controlar el peso es realizar ejercicio físico. La actividad física ayuda a controlar el funcionamiento hormonal y las funciones como la sudoración ayudan a equilibrar al organismo.

- El control de las emociones y combatir el estrés ayuda a conseguir un peso saludable. Esto se debe a que el cerebro es el que manda a las hormonas, y por ello, tiene un importante papel en la regulación del peso. Por otra parte, el tejido adiposo funciona de la misma manera que el cerebro y es capaz de captar las emociones, de ahí que sea importante controlar los estados de ánimo para prevenir un aumento de peso.

Noelia de Santiago Monteserín

Te puede interesar:

- El desayuno más sano

- Desayunar todos los días

- 10 falsos mitos de la alimentación

- 10 recomendaciones de la Dieta Mediterránea