25 de agosto de 2014

Antojos saludables durante el embarazo

Antojos saludables durante el embarazo
THINKSTOCK

Los antojos forman parte del embarazo y son conocidos por el deseo repentino de la mujer por comer una cosa en concreto. El chocolate, el helado, las galletitas saladas... Son caprichos con alto valor calórico que pueden suponer un problema en la dieta de la embarazada. Sustituirlos por antojos saludables durante el embarazo ayudará a controlar el peso de la embarazada y a cuidar su salud bucodental y la del bebé.

Los antojos son una parte de los síntomas que padece una mujer embarazada, y aunque aún no existen evidencias científicas de cuáles son las causas que los provocan, se cree que es debido a los cambios hormonales que presentan las mujeres durante el embarazo. Las mujeres en estado sufren un aumento de la sensibilidad olfativa y gustativa, y por tanto, hace que rechacen ciertos alimentos o que, por el contrario, tengan la imperiosa necesidad de comer otros.

Un antojo satisfecho dará placer y equilibrio a la futura mamá, pero todo debe de ser consumido con moderación. Hay que alejarse de los alimentos con muchas calorías y tratar de controlar los ataques de hambre descontrolados.

Ya sea fruta, helados, pepinillos en vinagre, una onza de chocolate... Los antojos pueden presentarse ante cualquier alimento por muy disparatado que sea. Por ello, los expertos avisan de que la alimentación de una embarazada no debe estar constituida por alimentos con un alto valor energético que puedan aumentar el riesgo de incrementar, innecesariamente, el peso de la mujer.

Cambiar hacia los antojos más saludables durante el embarazo

Los dietistas recomiendan engañar a nuestro cuerpo, es decir, antes de tomar algún producto de bollería o alto en grasas, podemos optar por el chocolate negro o por galletas bajas en grasa y azúcar. Los aperitivos salados se pueden sustituir por frutos secos y sin sal; y tomar yogures cremosos bajos en grasas antes de llevarse a boca una fruta con nata.

Si lo que presentamos son antojos aún más dulces, los expertos recomiendan sustituirlos por pan integral con mermelada, o por la mezcla de cereales de avena con albaricoques secos o fruta deshidratada. Y si lo que queremos es endulzarlos un poco, lo mejor es sustituir el azúcar por canela.

Cómo controlar los antojos en el embarazo

- Desayunar bien cada mañana. Al saltarnos el desayuno, aumentan las ganas de consumir un determinado tipo de alimento.

- Hacer ejercicio. Practicar alguna actividad física reduce la ansiedad y mejora el estado de ánimo.

- Consumir porciones pequeñas. Si el capricho supera a la fuerza de voluntad puedes satisfacerlo comiendo menos. Una cucharada de helado o un par de galletas de chocolate pueden satisfacer tu antojo sin suponer un peligro para el aumento de peso.

- Tener apoyo emocional. Los cambios hormonales que presenta la mujer embarazada pueden hacer incrementar los antojos para satisfacer estas necesidades con comida. Déjate querer.

- Buen humor. Más que mantener una lucha constante contra los antojos, tómatelos con buen humor.

Noelia de Santiago Monteserín

Hacer Familia recomienda: