29 de julio de 2016

'Querida jefa de papá': emotiva carta de una niña pidiendo más conciliación

'Querida jefa de papá': emotiva carta de una niña pidiendo más conciliación
ISTOCK

La conciliación es una asignatura pendiente a lo largo de todo el año y en verano se acentúa aún más. Con la llegada de esta época los más pequeños de la casa por fin reciben el merecido descanso. Sin embargo, los escolares se encuentran con un problema una vez que comienzan sus vacaciones estivales: sus padres no gozan de este tiempo libre y aquellos planes previstos se tornan casi imposibles por culpa del horario laboral que deben cumplir los mayores.

En este sentido, los niños se vuelven las víctimas una vez más de la falta de conciliación laboral que impiden que cuando los más pequeños de la casa tienen todo el tiempo del mundo, los más mayores no pueden dedicarse a ellos. Este asunto es el que trata la carta que esta niña le manda a la jefa de su padre explicándole que pese a que cuenta con varias formas de divertirse, ninguna se equipara a pasar tiempo junto a su papá.

Querida jefa de papá

La carta que escribe esta joven tiene un claro destinatario: la jefa de su padre. Primero se presente y la explica que es Lucía, la hija de diez años de José y Mari Carmen. Esta chica trata de explicar en esta misiva que aunque tenga una televisión, una videoconsola y la compañía de su mascota sus tardes se hacen demasiado largas porque hay alguien que falta en casa: papá y mamá.

En esta carta también se cuenta que pese a que hace todo lo posible para que cuando lleguen sus padres tenga todo listo para bajar al parque y disfrutar juntos. Sin embargo pese a todo, no le es fácil llevar a cabo todas sus labores solas porque como bien dice en esta misiva sus tareas pueden ser difíciles, especialmente las "divisiones con decimales".

Para ello Lucía le propone una solución a la jefa de sus padres: media hora de comida es la respuesta que sugiere Lucía a la falta de tiempo que tienen sus padres. Y para ello directamente le manda a la jefa de su padre un rico sándwich de tres plantas que servirá para que el tiempo perdido con un buen almuerzo, sirva para dedicarlo a los más pequeños de la casa. 30 minutos que dan la vida a muchas familias.
54 minutos al día

Quizás dedicarle únicamente 30 minutos al almuerzo pueda servir a muchos padres para ganar tiempo para sus hijos. De hecho el club de las Malasmadres exponen que 54 minutos diarios el tiempo libre del que dispone una mujer trabajadora tiene para pasar con los más pequeños de la casa. Ni siquiera una hora para aprovechar esta época del año en la que los menores pueden disfrutar de sus papás y mamás más que el resto del año.

Una tarea en la que las empresas deben ponerse las pilas y apostar por incluir la conciliación en sus políticas. De hecho un informe de la fundación Más Familia revela que aproximadamente el 61% de las compañías que operan en España no tiene en cuenta este asunto que tan imprescindible es pero que tan poco atención tiene por parte de los directivos de estos negocios.

Algo que está haciendo que jóvenes como Lucía vean cómo sus tardes podrían estar ocupadas de numerosas actividades en compañía de sus padres. Algo que podría ganarse con decisiones tan sencillas como reducir la hora del almuerzo para que todo este tiempo termine por invertirse aquellos que más lo necesitan: los hijos.

Damián Montero

Te puede interesar:

- 7 consejos para conciliar familia y trabajo

- Ideas para papá, comparte tiempo libre con tu hijo

- Pasar tiempo libre con los niños

- Las madres españolas sólo tienen dos horas y media al día para sus hijos