23 de abril de 2012

El Gobierno de Extremadura defiende la mediación como método para la resolución de conflictos en el ámbito familiar

MÉRIDA, 23 Abril

El director general de Política Social y Familia, Juan Bravo, ha defendido el proceso de mediación como método para la resolución de conflictos, especialmente en el ámbito familiar, ya que "fomenta la búsqueda de soluciones más adecuadas".

Bravo ha realizado estas declaraciones en el transcurso de las Jornadas sobre Mediación que se celebran en Cáceres, según informa el Gobierno de Extremadura en nota de prensa.

La mediación es un método alternativo de resolución de conflictos mediante el cual las personas resuelven sus disputas sin derivar la solución a la vía judicial. "En consecuencia, se disminuyen los costes no sólo económicos sino también emocionales derivados del enfrentamiento", apunta el Ejecutivo regional.

Juan Bravo ha explicado que el Gobierno de Extremadura es consciente de que la mediación facilita el espacio y los recursos necesarios para que los ciudadanos puedan resolver de forma activa sus conflictos de convivencia, participando en la toma de decisiones que afectan a su vida en comunidad en diferentes ámbitos: en la escuela, en las comunidades vecinales, en la cultura, en el trabajo, en el ocio y sobre todo en la familia.

"Por sus características de voluntariedad, neutralidad y confidencialidad la mediación fomenta, desde el mutuo respeto y la libre capacidad de las personas, la búsqueda de soluciones más adecuadas, justas y estables", señaló, y añadió que "es en el ámbito de la familia en el cual creemos que es urgente incorporar la mediación como solución eficaz de los conflictos familiares, tanto desde el punto de vista de la prevención como de su resolución".

LEY DE MEDIACIÓN FAMILIAR

Por ello, según ha destacado, una de las primeras medidas que el Gobierno de Extremadura va a llevar a cabo y que ya anunció el consejero de Salud y Política Social en su comparecencia, es la aprobación de la Ley de Mediación Familiar.

Juan Bravo indicó que la sociedad extremeña demanda la ampliación de mecanismos de gestión del conflicto, y resaltó que "las nuevas realidades familiares y los nuevos roles de los padres hacen necesarias nuevas herramientas para ayudar a gestionar los conflictos en el seno de la familia".

Por tanto, la ley extremeña de mediación familiar supondrá una herramienta "muy eficaz" para la solución de las discordias entre cónyuges y parejas, y a la vez será el "dispositivo idóneo" para solventar "con soluciones apropiadas" la problemática que en el ámbito particular de las relaciones paterno-materno-filiales surge con motivo de esos conflictos familiares.

"Nos hemos puesto ya a trabajar en esa nueva Ley de Mediación, -señaló- y por tanto, desde ya tenemos que propiciar e impulsar jornadas como las de hoy, tenemos que crear entre todos el clima propicio para que la ciudadanía extremeña vaya familiarizándose y acercándose a la mediación".