7 de junio de 2012

Dos carreras, masters, idiomas… pero con 30 años y sin haber firmado nunca un contrato

Dos carreras, masters, idiomas… pero con 30 años y sin haber firmado nunca un contrato
HACER FAMILIA

Se llaman Amparo, David, Julio y Javier, tienen entre 27 y 30 años, vienen de Córdoba, Burgos, Madrid y Logroño, tienen como mínimo una carrera, idiomas y ganas de trabajar, pero ninguno de ellos ha plasmado nunca su firma en un contrato.

Tuvieron la mala suerte de acabar su formación a partir de 2008 cuando la tasa de paro, especialmente la juvenil, se convirtió en una de las pesadillas de España.

Así, desde el comienzo de la crisis la tasa de paro de los menores de 34 años se ha triplicado al pasar del 10,8% al 33% en el primer trimestre de este año, según el Informe Regional del mercado laboral de Agett en el que se analizan datos de la Encuesta de Población Activa (EPA).

El hecho supone que uno de cada tres jóvenes de menos de 34 años que quiere y puede trabajar está en el paro. Además, según datos del INE, en el primer trimestre de 2012, 449.600 parados en nuestro país trataban de conseguir firmar su primer contrato.

Amparo es una de ellas. Treinta años, licenciada en Administración de Empresas, Empresariales, con inglés, curso de secretariado internacional y varios del Inem y numerosas prácticas a sus espaldas. "Me planteo renunciar a mi formación y trabajar de cualquier cosa pero si hago eso todo lo que he estudiado hasta ahora no servirá para nada porque me desvincularé del área para la que me he preparado", lamenta la joven cordobesa.

David se siente frustrado, tiene 26 años, estudió la carrera de veterinaria, hizo su erasmus en Italia y disfrutó de una beca para trabajar allí en el sector equino, sin embargo, la especialidad que hizo está ahora mismo en crisis y apenas hay demanda de profesionales. "Veterinaria tiene un montón de especialidad y si quiesiera entrar el cualquiera de ellas me piden experiencia, pero si no me dan trabajo nunca la conseguiré", afirma, "es la pescadilla que se muerde la cola".

Leer más: lainformacion.com