9 de noviembre de 2015

Casi 250.000 personas piden incentivos a la jornada continua con flexibilidad horaria

Casi 250.000 personas piden incentivos a la jornada continua con flexibilidad horaria
THINKSTOCK

Cuidar de los hijos no es una tarea sencilla y, como tal, requiere tiempo. Sin embargo, madres y padres apenas tienen unas horas al día para criar y disfrutar de sus pequeños. Es por ello que ya casi 250.000 personas se han unido a la petición de firmas del Club de las Malas Madres para que el gobierno incentive a las empresas a poner la jornada continua con flexibilidad horaria.

El objetivo: "una verdadera conciliación laboral". Así lo indican desde el Club de las Malas Madres, que han lanzado esta petición de firmas y en tres semanas casi ha alcanzado los 300.000 apoyos que necesitaba. "Ahora es el momento", dicen estas madres, "de pedir a todos los partidos y, en concreto, al gobierno que se comprometa a incentivar fiscalmente a las pequeñas y medianas empresas que instauren las jornadas continuas para todos los empleados".

Poco tiempo para los hijos

Lo que ha llevado a estas madres a lanzar la campaña son los resultados de la encuesta #concilia13F realizada a más de 4.500 mujeres por la que se concluyó que el "tiempo libre" que una mujer trabajadora tiene de media al día es de sólo 54 minutos al día. "¿Tiene futuro una sociedad así?", se preguntan, al tiempo que alertan de que este dato "deja en evidencia el planteamiento de las medidas de conciliación que existen actualmente".

Para el Club de las Malasmadres, si no se hace nada para cambiar esta situación, la sociedad acabará teniendo "problemas de salud derivados de la mala gestión del tiempo", además de convertirse en una sociedad "donde se penaliza laboralmente a la mujer por ser madre" y donde, por lo tanto, habrá "desigualdades de género puesto que son las mujeres las que asumen mayor carga de trabajo total".

"Y, sobre todo, una sociedad en la que las mujeres tienen que renunciar a su desarrollo profesional, al cuidado de sus hijos o incluso renunciar a ser madres", advierten para decir que ellas no lo harán: "yo no renuncio", dicen, e invitan a todas las mujeres a unirse a su petición.

Flexibilidad por la conciliación laboral

Estas madres recuerdan que son "miles" las mujeres profesionales que reivindican la racionalización de los horarios para "garantizar mejor calidad de vida y un reparto del tiempo más equitativo entre hombres y mujeres". "Siendo conscientes de la complejidad empresarial, proponemos medidas concretas para impulsar una nueva cultura del tiempo en las empresas y, en consecuencia, en la sociedad: Pedimos que se incentive fiscalmente a aquellas pymes que implanten la jornada continua con flexibilidad horaria".

Cambiar las cosas

Las promotoras de esta recogida de firmas aseguran que esta medida concreta tendrá efectos positivos en la sociedad, pues se conseguirá "retener el talento femenino en las empresas", "mayor equidad en el tiempo disponible para el cuidado de los hijos y responsabilidades domestico-familiares, "mayor satisfacción con el reparto del tiempo", "mayor disponibilidad tiempo libre", "mayor productividad en los puestos de trabajo y en las organizaciones en general " y "menor absentismo,  enfermedades y accidentes laborales".

En resumen, pretenden que las mujeres no tengan que "renunciar" a algo, que puedan ser madres pero también trabajadoras, y que puedan hacerlo gracias a una verdadera conciliación laboral.

Sus argumentos han convencido en unas tres semanas a casi 250.000 personas, que se han unido a su petición firmando en Change.org. "Gracias por estar ahí y apoyar esta causa. Gracias por no renunciar y luchar cada día", han agradecido estas 'malas madres' después de lograr las primeras 200.000 firmas.  Si estás de acuerdo con la petición, puedes unirte aquí.

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.