26 de noviembre de 2015

Banco de Alimentos: un kilo de comida, un millón de gracias

Banco de Alimentos: un kilo de comida, un millón de gracias
THINKSTOCK

¿Tienes idea de la cantidad de alimentos que desperdiciamos al cabo del año? No estamos hablando solo de los alimentos que quedan en el plato cuando estamos a reventar, sino de los kilos de carne, pescado, hortalizas o cereales, que los supermercados se ven obligados a desechar cuando están a punto de caducar.

Por este motivo, la Comisión Europea, a través de la publicación de la Resolución del Parlamento sobre la Expo de Milán 2015, se hace eco de esta realidad. El debate se recoge en esta ocasión bajo el título de Alimentar el planeta, Energía para la vida. De las estimaciones realizadas por la Comisión Europea fijadas en este documento, se extraen preocupantes conclusiones:

-   Un 30 por ciento de los alimentos se pierde o se desperdicia
-   Esto equivale a unos 89 millones de toneladas de alimentos
-   Lo que supone 179 kg de pérdida per cápita anual
-   Si no se adoptan medidas preventivas, de aquí al 2020 esta cantidad se incrementará en un 40 por ciento
-   Alcanzaremos los 126 millones de toneladas en solo cinco años

El papel fundamental de los Bancos de Alimentos

Con  motivo de la celebración del Día Mundial de la Alimentación el pasado mes de octubre, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, más conocida como la FAO, ha querido hacer un llamamiento desde su sede  en Argentina. El representante de la Organización en este país, el Dr. Valdir Welte, afirmó en su discurso que "los bancos de alimentos, a través de su misión y su accionar, ayudan a reducir el hambre, la mal nutrición y el desperdicio de alimentos".

En relación a las palabras de Welte, conviene aclarar que los términos desnutrición y hambre no son sinónimos. La FAO define este último como una desnutrición crónica, siendo la desnutrición en sí la carencia de alimentos suficientes por parte de una persona para satisfacer sus necesidades dietéticas mínimas diarias.

 

¿A qué países podemos ayudar a través de los Bancos de Alimentos?

No tenemos que irnos muy lejos para comprobar lo palpable que resulta esa desnutrición. De hecho, son 54 los países que este año figuran en la lista de los PBIDA (Países de bajos ingresos con déficit de alimentos). De esos 54 países, 36 son africanos pero Haití, Honduras y Nicaragua también están en esa lista. En ella constan asimismo muchos lugares de Asía. Véanse por ejemplo Nepal, Siria, Corea, la India o Afganistán, por citar solo algunos ejemplos.

También en España la crisis ha incrementado los casos de malnutrición. Por eso, muchas veces cuando colaboramos en iniciativas como la clásica Operación Kilo de Navidad, no solo estamos ayudando a gente de otros países sino a otras muchas personas que no se encuentran tan lejos. Según el Banco de Alimentos de Madrid, hay cerca de 300.000 personas necesitadas solo en la capital. Se necesitan 20.000 voluntarios esta vez para recoger aproximadamente tres millones de kilos de alimentos.

El Banco de Alimentos pone en marcha su campaña

La Operación Kilo de esta organización tendrá lugar los días 27, 28 y 29 de noviembre y ya está abierto el plazo de inscripción tanto para voluntarios como para organizadores. A través de la página web del Banco de Alimentos podremos acceder a un mapa interactivo para seleccionar la zona que mejor se adapte a nuestras necesidades en términos de movilidad. Si quieres participar, no te demores porque, aunque se han habilitado 1.000 puntos de donación en la Comunidad de Madrid, y también son muy numerosos en otras comunidades autónomas, ya hay muchos municipios con todas las plazas cubiertas. Tienes que saber que, al inscribirte, no te estás comprometiendo a recoger y clasificar alimentos durante los tres días que dura la campaña. Basta con dedicar cuatro horas de tu tiempo a esta actividad solidaria.

El año pasado se distribuyeron más de 15.000 kilos de alimentos, con lo que se pudo ayudar a más de 160.000 personas a través de 536 Entidades Benéficas. ¿Te imaginas entonces todo lo que podríamos hacer este 2015? El objetivo es incrementar en un 15 por ciento el número de personas asistidas.

Puedes proponer colaborar con el Banco de Alimentos en...

-   Tu empresa: en 2014, participaron 365 empresas de la industria de la alimentación y 500 empresas e instituciones con actividad en sectores diversos

-   El cole de tus hijos: el año pasado 200 colegios y entidades educativas quisieron colaborar

-   Tu casa: 18.000 personas participaron, también en 2014, de manera ocasional a través de distintos eventos. A esa cifra se suman los 316 voluntarios permanentes del Banco de Alimentos

Qué alimentos podemos donar

La organización recoge alimentos no perecederos y pone los siguientes como ejemplo:

-   Aceite
-   Latas de conserva de carne y pescado
-   Alimentos infantiles (leche en polvo)
-   Pasta
-   Harina
-   Azúcar

Para el Banco de Alimentos un kilo de comida equivale a un millón de gracias, y así se lo podemos transmitir a nuestros hijos, a quienes suele hacerles especial ilusión colaborar en este tipo de iniciativas. Ir con ellos al supermercado y explicarles que el kilo de arroz que llevan en sus manos va a hacer más sencilla la Navidad de otros niños como ellos es una acción que rebosa valores positivos. Hay muchas maneras de colaborar y el Banco está abierto siempre a nuevas propuestas. Se premia la imaginación y por supuesto toda muestra de esperanza. Nuestros hijos son para nosotros lo más grande y tenemos el deber de educarlos en la solidaridad.

Elisa García

Te puede interesar:

- 7 alimentos perfectos para combatir el frío

- Las claves de una dieta saludable

Los frutos de otoño para aprenderlos con los niños

- Cinco ideas de postres con castañas para este otoño

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.