15 de abril de 2016

El 36% de los niños españoles vive en riesgo de exclusión social

El 36% de los niños españoles vive en riesgo de exclusión social
ISTOCK
correo

España presenta graves desigualdades respecto al bienestar general de los niños, según se desprende del informe Equidad para los niños. El caso de España, que acaba de presentar UNICEF Comité Español. Esta brecha de desigualdad afecta al 36% de los niños españoles que vive en riesgo de pobreza o exclusión social. En esta edición, la número 13, se aborda la desigualdad en el bienestar de los niños de 41 países, en base a cuatro variables: ingreso, educación, salud y satisfacción vital.

Con este informe UNICEF Comité Español pretende sacar a la luz la realidad social de un importante colectivo social que se está quedando al margen del bienestar, la seguridad y las oportunidades que disfruta el resto de la sociedad. Concretamente, los niños y los jóvenes son el grupo más perjudicado, como consecuencia de la crisis económica,

El 36% de los niños vive en riesgo de pobreza

El número de niños y jóvenes que vive en riesgo de pobreza o exclusión social asciende actualmente al 36 por ciento. Sin embargo, España es uno de los paises que menos está haciendo para paliar esta situación. Según manifiesta el informe de UNICEF, "España es el país de la Unión Europea que menos porcentaje del Producto Interior Bruto (PIB) dedica a las prestaciones monetarias para familias e infancia: un 0,5%, menos de un tercio de la media europea. Se encuentra además entre los países que menos gasto en protección social dedica a los niños y sus familias, con el 1,4% del PIB, frente al 2,3% de media de la UE o el 3,7% de Dinamarca, el 3% de Irlanda o el 2,5% de Francia".

"La capacidad del estado español para reducir la pobreza y la desigualdad en la infancia ha sido bastante limitada hasta la fecha", asegura Maite Pacheco, directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de UNICEF Comité Español. "Ha habido poca inversión en protección social, y la poca que ha habido no ha dado resultados suficientes".

Consecuencias de la brecha de desigualdad

La desigualdad social, sobre todo, cuando afecta a la infancia tiene una serie de consecuencias negativas y desventajas para las familias y sus niños:

1. Los niños de familias con menos recursos tienen más dificultades para acceder a la educación, la salud y la vivienda.

2. Su futuro laboral es incierto debido a la falta de recursos para acceder a una preparación adecuada.

"No hay ninguna posibilidad de cumplir los derechos de los niños si no hay un esfuerzo decidido de los gobiernos para reducir la brecha que separa a unos niños de otros", afirma Carmelo Angulo, presidente de UNICEF Comité Español. "Hacer frente a las desigualdades sociales que afectan a la infancia debe ser una pieza clave en todas las políticas relacionadas con los niños y su bienestar económico, social y emocional".

En las áreas de salud, donce España ocupa el puesto 10 de 35 y en las de educación donde ocupa el puesto 12 de 37 se vislumbran los datos más optimistas Sin embargo, en términos de satisfacción vital de los niños, la desigualdad ha crecido en los últimos años, y ha afectado especialmente a dos colectivos: a las niñas y al colectivo infantil de migrantes.

Medidas para luchar contra desigualdad infantil

El informe pone de manifiesto las medidas positivas que se han llevado a cabo, como la aprobación del II Plan Estratégico de Infancia y Adolescencia 2013 -2016, el Plan Nacional de Acción para la Inclusión Social o la puesta en marcha del Fondo Extraordinario para la Pobreza Infantil y del Plan Integral de Apoyo a la Familia. No obstante, y dada la magnitud de este problema, los 48 millones de euros con los que está dotado el Fondo contra la Pobreza Infantil resultan muy escasos. UNICEF Comité Español estima que la inversión en políticas de infancia del conjunto de las administraciones públicas por niño disminuyó en más de 6.300 millones de euros entre 2010 y 2013.

Entre las medidas que propone UNICEF en el informe para frenar la desigualdad infantil destacan:

-  Prestacion por hijo de 1.200 euros anuales, empezando por los hogares con menos ingresos.

-  Becas escolares, apoyo educativo y educacion de 0 a 3 anos accesible para todos y gratuita para los hogares con menos recursos.

-  Garantizar de forma universal el acceso a la salud y a los medicamentos.

-  Realizar un barometro de infancia.

-  Mejorar los indicadores y el seguimiento publico de la desigualdad, en especial la de la infancia.

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

- La pobreza infantil se dispara con la crisis económica

- La pobreza afecta al desarrollo mental de los niños

- 1 de cada 7 niños vive en la pobreza en los países de la OCDE

Para leer más