21 de diciembre de 2016

Cómo detectar un juguete falso

Cómo detectar un juguete falso
ISTOCK

Llega el momento esperado: Navidad, cumpleaños, un premio bien ganado y la compra de ese juguete que tanta ilusión hace a tu hijo (o sobrino, o nieto) y, sin darte cuenta, acabas de ser engañado: se trata de uno de los miles de artículos falsos que se venden a diario en España. ¿Cómo detectarlos y que no nos den gato por liebre?

La Agencia Española de Consumo (Asgeco) alerta de que el 33% de los juguetes que se venden en nuestro país son falsificaciones. El problema que tienen estos productos es mayor del que puede parecer: "Se trata de imitaciones que no cumplen necesariamente las normas de seguridad legalmente establecidas", comenta esta agencia, dependiente del Gobierno de España, que alerta de que esto supone "un grave peligro para los más pequeños".

Por qué debes comprar juguetes homologados

Asgeco explica que los juguetes homologados "son productos que han pasado unos controles de calidad obligatorios y unos requisitos concretos de seguridad"; todo esto tiene un objetivo: que el producto que vamos a comprar a nuestros pequeños "esté compuesto de materiales adecuados para la seguridad y la salud de los niños".

"Las empresas falsificadoras no tienen reparo en incumplir este tipo de normas con el objetivo de ofrecer productos a precios más bajos, por lo que hay que tener especial cuidado a la hora de adquirir juguetes", alertan.

Claves para saber que un juguete es falso

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de comprar un juguete es qué características debe reunir uno de una calidad óptima. Son éstas:

- Tener un envase de óptima calidad con una impresión clara y definida. Debe incluir una descripción de la empresa responsable de la fabricación del producto y su origen y mercado de comercialización.

- Incluir un gráfico de la edad o intervalos de edades recomendadas para la utilización del producto.

- Incluir el marcado "CE", que representa la conformidad del producto con los requisitos de seguridad establecidos en la legislación comunitaria.

- Tener unos rígidos estándares de diseño, de materiales utilizados, de costuras y terminaciones, evitando aquellos componentes con fácil desprendimiento y pinturas tóxicas, entre otras; -Incluir el rotulado y el manual de uso en castellano.

Cuándo sospechar si un juguete puede ser una falsificación

- Que el producto sea visiblemente inferior en calidad en comparación con el original.

- Que el precio del juguete sea muy inferior al que observes en el resto de establecimientos.

- Que los envases omitan información acerca del país de origen, fabricante, intervalos de edad recomendada.

- Que los diseños y colores sean toscos y faltos de detalle.

- Que carezcan de la rotulación y de las etiquetas que acompañan a los juguetes originales.

- Que el artículo no se venda en puntos de venta y tiendas autorizadas.

- Que incluyan tornillos y piezas fácilmente desprendibles.

- Que el envase presente un sellado deficiente o una mala calidad.

- Que las materias primas presenten una baja calidad o deficiencias en sus diseños y terminaciones.

- Que combinen diseños, imágenes, marcas y colores de distintas licencias.

- Que presenten idiomas en la rotulación que sean distintos al castellano, impidiendo la correcta comprensión de la información proporcionada.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Juegos y juguetes para aprender jugando

- Los mejores juguetes de 6 a 12 meses

- El juguete ideal para cada edad

Los 20 errores más frecuentes en la compra de juguetes

Hacer Familia recomienda:

Boletín de Logotipo Hacer Familia

Recibe un email cada día con las noticias más importantes.