Encuentran una relación entre los problemas de atención y la hipermetropía

- 10 consejos para prevenir problemas oculares

- Cómo prevenir la conjuntivitis

- Visión infantil, las revisiones oculares

- Vuelta al cole: revisa la vista de los niños

Encuentran una relación entre los problemas de atención y la hipermetropía
25 de octubre de 2017 ISTOCK

Que un niño presente problemas de atención en el colegio no quiere decir que sea un mal alumno. Estas actitudes no siempre se relacionan con un mal comportamiento y hay ocasiones en las que los más pequeños pueden verse afectados por un problema que provoque en ellos esta situación. Un ejemplo es el TDAH, ahora un nuevo estudio ha probado que la visión puede también explicar estas situaciones.

La Universidad Estatal de Ohio ha encontrado una relación entre la hipermetropía en niños y una menor atención en la escuela. La mayor dificultad para ver los objetos más cercanos y atender al entorno que los rodean, hace que los alumnos desconecten de este contexto. Al mismo tiempo, este problema en la vista hace que su coordinación se vea trabada impidiendo que puedan realizar labores habituales.

Tendencia a las notas más bajas

Para analizar la influencia de la hipermetropía en la vida escolar de los más pequeños, los investigadores pusieron en común los resultados 250 niños de preescolar con una hipermetropía moderada, y a casi 250 con una vista normal. Ambos grupos debían realizar tareas habituales en esta etapa educativa para comprobar de qué forma cambiaban las pruebas en este caso.

Los datos del estudio demostraron que los niños hipermétropes eran más propensos a obtener calificaciones bajas en estas pruebas. Una de las explicaciones es la menor capacidad visomotora, por ejemplo la coordinación entre manos y ojos. Este hecho hace que se lastren tareas tan sencillas como escribir o realizar manualidades, incluso en los casos en los que este problema visual era ligero o moderado.

"Sabíamos por anteriores trabajos que los niños de preescolar y de escuelas infantiles con hipermetropía sin corregir tienen una alfabetización temprana más baja, y este nuevo estudio muestra que estos niños tienen incluso más déficits desde una edad temprana", explica la autora del estudio, Marjean Taylor Kulp.

Tratamiento de la hipermetropía

Si hay sospechas de que un niño pueda ser hipermétrope, por ejemplo le cuesta leer letras cercanas, se debe acudir al oculista para realizar un examen de visión. El menor será sometido a una prueba estándar de visión, en ella se pedirá al niño que lea letras o reconozca dibujos de distinto tamaño en un cuadro colocado en el otro extremo de la habitación.

El siguiente paso será determinar el grado de la hipermetropía. En los más leves, los niños no suelen necesitar tratamiento, ya que entrenando la acomodación pueden enfocar bien y logran una visión clara, tanto de lejos como de cerca. Cuando aparecen síntomas más agresivos, los métodos de corrección son las gafas.

También se recomienda que los niños realicen sus labores bajo una luz o mientras jueguen. De esta manera precisarán forzar menos la acomodación y su vista sufrirá menos. La prescripción de gafas para hipermetropía estará precedida por el signo más delante del número de dioptrías (por ejemplo, + 3).

Damián Montero

Te puede interesar:

- 10 consejos para prevenir problemas oculares

- Cómo prevenir la conjuntivitis

- Visión infantil, las revisiones oculares

- Vuelta al cole: revisa la vista de los niños