Dolor de garganta en niños, ¿cómo prevenirlo y tratarlo cuando aparece?

Dolor de garganta en niños, ¿cómo prevenirlo y tratarlo cuando aparece?
8 de diciembre de 2017 ISTOCK

Esta época del año es famosa por distintos problemas de salud que abarcan desde los catarros, pasando por los mocos que impiden respirar de forma correcta hasta los molestos dolores de garganta que no permiten realizar actividades tan cotidianas como comer. Para evitar estas situaciones lo mejor es comprender estas afecciones que pueden aparecer por diversos motivos.

Desde una infección, un catarro o simplemente dormir con la ventana abierta. Saber cómo prevenir estos problemas, o tratarlos cuando aparecen, hará que estas situaciones vayan a peor y que incluso puedan prevenirse contagios en los casos donde es un agente infeccioso el culpable de estos problemas de salud.

¿Por qué duele la garganta?

Los pediatras señalan estas causas como las habituales del dolor de garganta:

- Infecciones como el catarro o virus como el de la gripe. En esos casos lo mejor es apartar al menor del foco de infección.

- Los niños que duermen con la ventana abierta se enfrentan a temperaturas bajas que hacen que sus defensas bajen y haya más posibilidad de contagio.

- Los niños con goteo nasal pueden presentar dolor de garganta debido a la irritación que provocan los mocos o a la tos durante la noche.

- 1 de cada 10 casos de dolor de garganta es provocado por la bacteria del género Streptococcus. Esta categoría se conoce como faringitis estreptocócica. Al igual que la gripe, lo mejor es evitar que el menor se acerque a los focos de infección.

- Infección de las amígdalas. Situación conocida como tonsilitis. Cuando esto sucede, las amígdalas pueden doler, agrandarse y volverse más rojas que lo normal.

Prevención del dolor

Como se ha dicho al explicar las causas, lo mejor para evitar el dolor de garganta es apartar al niño de posibles focos de infección como compañeros o hermanos ya enfermos de catarros o de gripe. También se recomienda evitar situaciones que puedan irritar esta zona del cuerpo de los pequeños, en este punto alejarlos de los humos del tabaco es muy importante.

Abrigar al niño durante los días más fríos para evitar que la mucosa se reseque y pueda aparecer el dolor de garganta. En los casos donde ya se haya producido, estos son algunos consejos para tratar estos problemas en casa:

- Si el niño tiene problemas para tragar, lo mejor es ofrecerle alimentos blandos que sean fáciles de tragar.

- Hay que asegurar que el niño toma una cantidad abundante de líquidos

- Si el niño tiene más de 1 año, se puede recurrir a la miel para suavizar la irritación y rebajar la tos.

- Los niños mayores pueden tratar de hacer gárgaras con agua tibia y sal.

- Lavar las vías nasales del niño con solución salina puede ayudar a disminuir el carraspeo o la tos de forma que la garganta se resienta menos.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Reducir el uso de antibióticos aumenta las defensas

- 4 formas de evitar la resistencia a los antibióticos

- Cómo curar los resfriados del bebé

- Siete errores en torno a la gripe y el resfriado