Juegos y actividades para mejorar el equilibrio de los niños

Juegos y actividades para mejorar el equilibrio de los niños
23 de mayo de 2018 ISTOCK

Aprender a andar exige una cierta maduración del sistema nervioso, tanto de las vías nerviosas como de los conjuntos musculares, que el bebé empieza a desarrollar en su conquista del movimento. Mantener el equilibrio, saber andar y correr, adoptar posturas adecuadas para distintas situaciones, etc., requiere de un aprendizaje y por este motivo, es necesario realizar de manera frecuente diferentes ejercicios que mejoren las habilidades del tono corporal.

El sentido de la posición, por ejemplo, debe trabajarse de forma sistemática. Se trata de hacer consciente a los niños de la postura, el movimiento, con las partes del cuerpo implicadas y desmenuzando y practicando todas las posturas y modalidades posibles. Conviene tener en cuenta el estadio de maduración del niño en cada edad, para adecuar el grado de dificultad de cada ejercicio.

Juegos y actividades para mejorar el sentido del equilibrio de tu bebé

- Ejercicios en el embarazo. Aproximadamente sobre el 5º mes de embarazo la madre puede estimular el equilibrio de su futuro hijo meciéndose de un lado a otro o en una mecedora o balancín de delante a atrás. También, si no hay contraindicaciones médicas, puede practicar algún deporte como natación o hacer gimnasia.

- Mecer al recién nacido y al bebé tomándolo en brazos (si puede ser con acompañamiento musical y cantado por la madre).

- Cambiar la postura del bebé con frecuencia. Si está con adultos, ponerle boca abajo para que poco a poco levante la cabeza.

- Trabajar el reflejo de marcha: si sujetamos al bebé por las axilas en posición vertical con los pies rozando el suelo, el bebé tenderá a caminar.

- Sujetar al bebé boca abajo, de modo que su barriga descanse sobre nuestros brazos, y mecerlo de delante a atrás y viceversa.

- Transportar al bebé en una mochila portabebés.

- Preparar un "tobogán" con una tabla lisa y ancha apoyando un extremo sobre una pila de libros y el otro en el suelo. Colocar al bebé boca abajo sobre la tabla en el extremo elevado y en el otro un juguete de colores vivos. Deslizar despacio al bebé sobre la tabla de manera descendente.

- Sobre los 4 meses, ir preparando al bebé para el gateo, moviéndole las piernas, encogiéndole una y otra de forma alterna.

- Hacer carreras de gateo.

- Trepar escaleras.

- Enseñarles a sentarse y a levantarse.

- Realizar braquiaciones: avanzar de barrote en barrote sobre una escalera en horizontal colocada a una altura que permita al niño rozar con los pies en el suelo.

- Mantenerse sobre una pierna.

- Caminar sobre superficies desiguales: hierba, por la arena, en la montaña, etc.

- Juegos de superación de obstáculos bajos.

- Juego de los animales. Caminar imitando diferentes animales: cangrejo, oso, conejo, rana etc., de manera que se muevan en diferentes posiciones: de puntillas, de talones, en cuclillas, saltando, etc.

- Dar volteretas hacia delante y hacia atrás sobre diferentes superficies.

- Montar en bicicleta, patinete, patines...

- Jugar a dar patadas a un balón de fútbol.

- Carreras de camareros: andar con un objeto en las manos: un vaso de agua, una cuchara con un huevo en la boca, un saco pequeño de arena en la cabeza, etc.

- Caminar sobre un banco o una línea marcada en el suelo,

- Juego del sambori: realizar saltos con pies juntos, con pies abiertos, a la pata coja siguiendo unos cuadros en el suelo.

- Carreras de sacos.

- Por parejas caminar con los ojos cerrados dejándose guiar por tu pareja.

Gracias a todos estos ejercicios y juegos podrás ver cómo tu bebé gana en equilibrio, alcanza la verticalidad y da sus primeros pasos.

Marisol Nuevo Espín

Te puede interesar:

Aprender a andar, ¿está preparado mi bebé?

Así se desarrolla el sentido del equilibrio del bebé

Primeros pasos, los zapatos ideales para los niños

El gateo del bebé

Los primeros pasos del bebé

Aprender a andar, los primeros pasos del bebé

Contador