Juego y aprendo: juegos para desarrollar habilidades

Juego y aprendo: juegos para desarrollar habilidades
21 de marzo de 2018 ISTOCK

El juego se está incorporando poco a poco en el tiempo de aprendizaje de los niños. Aunque a muchos padres les suene familiar la frase: "primero "acabo" la tarea y después "juego y me divierto", el niño de Educación Infantil hoy aprende jugando.

El nuevo concepto de la Innovación Educativa incluye el trabajo y el juego como componentes que equilibran la acción. Para el niño, el juego es el medio por el que se relaciona e informa acerca de su mundo y le permite tanto observar como experimentar para completar su aprendizaje.

Juegos infantiles para desarrollar diferentes habilidades

Begoña Sánchez-Laiseca, profesora de Educación Infantil, propone estos juegos que se pueden poner en práctica tanto en casa como en el aula. Además, dentro del mismo juego podemos hacer uso de otros materiales didácticos que sirven para desarrollar destrezas y consisten en ejercitaciones de diverso tipo.

1. Juegos para desarrollar su destreza manual: el objetivo es avanzar en su coordinación manipulativa y la motricidad fina. Para ello se utilizan plantillas para cosido, punzón para picar distintos objetos, ensartado de figuras, juegos de construcción de insertar o engranajes.

2. Actividades lúdicas para potenciar la observación, la atención y la memoria: para ello, se utilizan dominós numéricos, figuras geométricas, secuencias básicas fonológicas (pasa, pesa, pisa, posa) etc...

3. Juegos para la lógica matemática: juegos de series, dados numéricos, cálculos, regletas, sumas y restas con objetos.

4. Juegos para potenciar la percepción visual y táctil: rompecabezas, puzzles, objetos en distintas texturas.

5. Juegos para potenciar la lectura: el aprendizaje de las letras a través de recortables, de puzzles de sílabas y palabras etc..

Beneficios de los juegos para desarrollar habilidades

El juego es una actividad socializadora, jugando se aprende a estar en grupo, a guardar el turno y a compartir. El propio juego tiene sus propias normas de tal forma que es preciso conocerlas y respetarlas para poder jugar. Las normas a través del juego se experimentan fundamentales y posibilitadoras de la actividad y si no se cumplen, no se puede realizar.

En el aprendizaje en casa, también se debe estimular al niño a través del juego. Por ejemplo, en lugar de decirle a tu hijo pequeño: ¡ordena tu cuarto ahora mismo! Se le puede poner una canción y, al ritmo de una música, recoger bailando, o asociando objetos en un mismo sitio etc...

Jugar con las palabras facilita un aprendizaje más rico del lenguaje, jugar a ordenar y a colocar cada cosa en su lugar incide en el aprendizaje de la lógica y su relación con el pensamiento matemático, lo mismo que jugar con los nombres de la etiquetas de los productos alimenticios o las marcas de la ropa potencia el análisis de "lo que está escrito" que es fundamental para aprender a escribir o a leer.

Cada día proponte qué quieres que aprenda tu hijo y como vas a jugar con él para que aquello lo aprenda. Juega a descubrir el mundo que nos está esperando para hacerle partícipe de lo que contiene y que merece la pena. Por ejemplo, hoy toca los números juega a buscar todos los números que se ven por la calle mientras vas del cole a casa ¿te das cuenta que los números están ahí delante de tus ojos para que sepas cómo son, lo que representan, cómo se utilizan? Y mañana cuando ya los hayas visto, juega a que explique lo que ve en ellos: unos son pocos, otros son más, los de las matrículas son de "cuatro"· los de las casas son de "uno" de "dos y a veces de "tres"... Enseña a tu hijo el juego de mirar y ver y preguntarse sobre todo lo que hay a su alrededor.

Jaime Márquez
Asesoramiento: Begoña Sánchez-Laiseca, maestra y experta en Educación Infantil

Te puede interesar:

Jugar y trabajar, ¿se puede hacer bien dos cosas a la vez?

Cómo aprenden los niños a través del juego

- Juegos y juguetes para aprender jugando