Críticas a los niños con dificultad de aprendizaje, cómo responder a ellas

Críticas a los niños con dificultad de aprendizaje, cómo responder a ellas
15 de abril de 2018 ISTOCK

No todas las personas aprenden al mismo ritmo. Hay algunos niños a los que les cuesta un poco más que a sus compañeros seguir el rito ya sea por tener una vista deficitaria, problemas de oído o algún otro trastorno que les haga quedar un poco rezagados respecto al resto. Estos menores pueden ser el objeto de críticas que no alcancen a entender dicho contexto personal.

A los padres les toca contestar a estas críticas y salir en defensa de los más pequeños de la casa con dificultad de aprendizaje. Los adultos tendrán que explicar a los críticos su error y hacer ver que los niños con estos problemas tan solo necesitan un poco más de tiempo que el resto para alcanzar los mismos resultados. De esta manera, los pequeños también sentirán el respaldo y una mayor confianza, en lugar de creerse menos que el resto.

Respuestas a las críticas

Si algún familiar o conocido durante una reunión realiza esta crítica a los más pequeños, los padres pueden contestar del siguiente modo y explicar la situación del niño. Estos son algunos consejos que ofrece la Fundación Understood:

"Este niño es vago"

Aquellos que lanzan esta crítica deben entender que nada más lejos de la realidad. Los niños con dificultades de hecho trabajan mucho más para solucionar estos problemas y alcanzar el nivel del resto. Sólo ocurre que los resultados tardaran un poco más en llegar.

"Podría hacerlo mejor"

No saber lo mucho que puede trabar la vida académica una dificultad de aprendizaje como la dislexia puede causar que otros adultos valoren de forma negativa los resultados. En estos casos hay que hacerles entender que ya hay un plan en marcha para conseguir que los efectos de estos problemas se reduzcan y conseguir que los resultados acompañen.

"Quiere llamar la atención"

Es cierto que algunos niños reclaman la atención mostrando actitudes nerviosas o gritando. Pero en el caso de los niños con Trastorno de Déficit de Atención, TDAH, hay un problema real detrás de estas actitudes. Los padres deben indicar que hay un diagnóstico que explica este comportamiento.

"¿Por qué no para de comportarse así?"

Siguiendo con el caso del TDAH, los padres pueden explicar a sus compañeros que no es tan fácil decir "para" y que este comportamiento pause. Al igual que para alguien resfriado es imposible pausar la tos, para quienes tienen este trastorno precisan antes de un tratamiento.

"Mi hijo..."

Ya lo dice el refrán, "las comparaciones son odiosas". Cada caso es un mundo, y al igual que el niño que tiene dificultades de aprendizaje, el hijo de esta persona tendrá otros problemas que debe resolver y que no merecen ser puesto en común con otras personas.

"Yo lo que haría..."

En estos casos la mejor respuesta es agradecer el consejo y en el caso de que tenga interés, ahondar más en el mismo. Por ejemplo, una recomendación sobre un especialista que pueda ayudar al pequeño. En caso contrario, lo mejor es no caer en la discusión y seguir apostando por el modelo educativo con el que se intenta mejorar los problemas del niño.

Damián Montero

Te puede interesar:

Trastornos del aprendizaje

- Qué es la dislexia y cómo ayudar a nuestro hijo

- 'Las letras y yo', cuento para niños con dislexia

Trucos para despertar la motivación en el aprendizaje de los niños