Un contrato entre padres e hijos para gestionar las horas de uso de videojuegos

Un contrato entre padres e hijos para gestionar las horas de uso de videojuegos
21 de abril de 2018 ISTOCK

Las nuevas tecnologías han ampliado muchos horizontes. Las bases de datos se han ampliado de forma sorprendente, las distancias se han reducido permitiendo comunicarse con personas al otro lado del globo. El sector del ocio también se ha visto impulsado por esta era en donde ordenadores y videoconsolas se han convertido en una herramienta habitual en la vida de los niños.

En algunos casos, incluso se dan casos de dependencia de los más pequeños hacia los videojuegos. Incluso la OMS pasará a considerar la adicción a esta forma de ocio digital como enfermedad mental. ¿Cómo asegurar que los hijos que usan sus videoconsolas lo hagan de forma responsable? Tencent, compañía china dedicada a la producción de estos artículos, propone un contrato entre padres e hijos para garantizar un empleo correcto.

Garantizar la realización de tareas

Tal y como explican desde The Wall Street Journal, la intención de Tencent es la de ofrecer a los padres herramientas para gestionar el tiempo de juego de los hijos. Una fórmula para que los progenitores puedan asegurarse de que los más pequeños cumplen con sus labores antes de poder disfrutar de una partida. En el momento en el que estos realicen sus tareas, los adultos activarán esta opción.

La intención es que los niños cumplan con sus responsabilidades antes de hacer uso de estas tecnologías. A través de este contrato, se sume por parte de los menores la asunción de tareas para poder alcanzar este momento de ocio que tanto disfrutan como es el caso de los videojuegos. Al mismo tiempo, también se asegura que los padres puedan gestionar el uso que hacen los más pequeños de estas tecnologías y evitar los abusos.

Por el momento, este contrato sólo se implementará en territorio chino. Aunque esta opción se convierte en una opción para aquellos padres que duden sobre si comprar una videoconsola a sus hijos. Los adultos pueden proponer a sus hijos que en primer lugar deban cumplir con ciertas responsabilidades y de esta forma, éstos puedan recibir el permiso para disfrutar de esta afición.

Prevenir la adicción

Si bien el contrato entre padres e hijos puede ser una opción interesante para prevenir la dependencia de los videojuegos, también existen otros métodos que pueden ayudar a mantener alejada esta dependencia. En ese sentido, la ausencia de compañía es uno de los factores que pueden propiciar esta adicción, por ello los progenitores deben hacer lo posible porque sus hijos participen en actividades sociales.

Los padres también deben ofrecer alternativas de ocio más sanas para los más pequeños. Por ejemplo, llegado el fin de semana, la familia debe evitar caer en el sedentarismo y salir a dar un paseo en lugar de quedarse en casa propiciando el uso de videojuegos. Las actividades antes comentadas, en donde los pequeños participan junto a sus amigos, son otra buena idea.

También es una buena idea aprovechar los gustos de los más pequeños y tratar de apostar por ellos como alternativa al uso de videojuegos. Deporte en familia, asistir a un museo, ir al cine, son muchas las opciones que se pueden aprovechar para llenar el tiempo libre de los niños.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Niños y nuevas tecnologías: cómo aprovechar su potencial de aprendizaje

- Videojuegos, cómo educar jugando

- Memoria: 8 ejercicios para estimular la capacidad de recordar

- Videojuegos: claves para no dañar la visión de los niños