Gestionar el tiempo para conciliar mejor el trabajo con la familia

  • Gestionar el tiempo para conciliar mejor el trabajo con la familia
< 6 de marzo de 2018 ISTOCK

Los padres y madres trabajadores tienen la ilusión de hacer una buena carrera profesional. Lamentablemente, para llegar a ello, sufrirán las angustias de la competitividad, el cumplimiento de horarios inflexibles, la incertidumbre de la estabilidad laboral, la angustia del llamado "techo de cristal" y por supuesto, el menoscabo de sus relaciones familiares.

Muchos padres y madres de familia se sentirán agobiados y preocupados por el poco tiempo que destinan a sus hijos y parecería que no encuentran el apoyo de su empresa o de la sociedad para el cumplimiento de sus objetivos familiares. A esto se suman los compromisos con amigos, con el colegio, con la familia extendida, con la gestión del hogar, etc.

Los padres y madres saben que deben dedicar tiempo de calidad y cantidad a los hijos, pero el trabajo cada vez más intenso puede ser un obstáculo para ello y sin duda alguna, el cansancio que afrontan tampoco ayuda.

De hecho, según un estudio realizado por la empresa vente-privee.com las madres españolas sólo pueden dedicar a sus hijos un aproximado de dos horas y medias al día, ya que dedican cada día al trabajo dentro y fuera del hogar nueve horas y media.

Por lo tanto, los padres y madres deberán aprender a gestionar mejor el tiempo para poder ser más eficaces en sus períodos familiares.

10 ideas para gestionar mejor el tiempo

Ideas para gestionar mejor el tiempo

1. Reconocer que el tiempo es limitado. Los padres y madres deberán tomar conciencia de que el tiempo es un bien limitado y que el día sólo tiene 24 horas. Se evitará meter con calzador en un mismo día todos sus compromisos, recordando que el objetivo es hacer tiempo para poder dedicarlo a la vida familiar.

2. Planificar. En línea con el punto anterior, se puede planificar la agenda cada día haciendo una pequeña lista en la cual se dará prioridad a las cosas urgentes e inmediatas de aquellas que pueden esperar un poco.

3. Aprender a delegar en el hogar. La multiplicación de los esfuerzos resultará en una mejor gestión del tiempo. Padre y madre pueden ponerse de acuerdo qué tareas pueden realizar cada uno y así dividir el peso del hogar o bien pedir ayuda en determinado momento. Incluso, los hijos pueden ayudar en pequeños quehaceres de manera que libere a los padres algo de tiempo que podrán dedicar posteriormente a la vida en familia. En definitiva, tener presente que no se puede abarcar todo y que a veces es necesario pedir ayuda.

4. Hacer una buena depuración. De vez en cuando es necesario poner sobre la mesa todas las actividades a las cuales se está dedicando tiempo y determinar si es necesario o no seguir con ella? Cuánto tiempo más será necesario dedicarle tiempo? Se puede prescindir de ella?

5. No procrastinarHay un proverbio inglés que dice "uno de éstos días, es ninguno de éstos días". Cuando se posponen innecesariamente las obligaciones y responsabilidades resulta en que muchas veces no se terminan, se hacen a la rápida o peor aún, se hacen en un tiempo mayor al previsto. Se intentará, en la medida de las posibilidades, ser lo más eficientes posibles con el tiempo que se dedica a una labor, de manera que una vez terminada, se puede eliminar de la lista y no es necesario dedicar más tiempo del que es estrictamente necesario. En definitiva, el tiempo que requiere una tarea crece en proporción al número de veces que se interrumpe y reanuda.

6. Buscar la puntualidad. Ser puntual además de demostrar la confiabilidad y el respeto a los demás tiene la gran ventaja de que hace a las personas más eficaces, ayuda a ser más organizados y mejora el aprovechamiento del tiempo.

7. "Lo mejor es enemigo de lo bueno". La conocida falacia de Nirvana de Voltaire (Le mieux est l'ennemi du bien) aplicada a la gestión del tiempo debe tenerse siempre muy presente. Partiendo de la base de que hay que tratar de hacer las cosas lo mejor posible, a veces no es necesario demasiado perfeccionamiento ya que ello deviene en pérdida de la eficacia del tiempo que se destina a aquella actividad. Buscar un equilibrio para no dedicar tiempo en exceso innecesariamente.

8. Aprovechar las tecnologías. Hoy en día muchas son las apps que existen que facilitan determinadas labores como poder hacer parte de la compra online, una transacción bancaria, agendas electrónicas, recordatorios, alarmas, temporizadores, etc. Sumarse a las tecnologías puede ser clave hoy en día para aprovechar mejor el tiempo.

9. No culpabilizar. Aprender a gestionar las emociones y no sentirse culpable si no se llega a todo. Los padres y madres de familia son personas, no robots y por tanto para aprovechar bien el tiempo con los hijos es primordial estar alegres, relajados y dispuestos.

10. Hacer parones. Mientras más sean las diferentes tareas que se deben realizar, es más necesario hacer pequeños parones para dejar paso a la reflexión, de manera que se pueden disminuir las actuaciones reactivas más que proactivas.

Poner un poco de orden y armonía a la hora de planificar las actividades y responsabilidades dentro y fuera del hogar mejorará el rendimiento del tiempo de manera que se podrá llegar a una mejor conciliación familiar.

Chily Riofrío. Autora del blog De mi hogar al tuyo

Te puede interesar: 

Cuáles son los derechos de conciliación laboral y familiar en España

- 7 consejos para conciliar familia y trabajo

- Barreras para conciliar vida laboral y familiar

- Madres y trabajadoras, los malabarismos de la conciliación