Actividades extraescolares: beneficios por áreas para los niños

Actividades extraescolares: beneficios por áreas para los niños
6 de septiembre de 2017 ISTOCK

Los niños tienen que ir con ilusión a las actividades extraescolares, sin sentirse presionados. Además, no hay que olvidar que las actividades extraescolares deben favorecer el desarrollo personal y tener un cierto componente lúdico que las diferencie de las clases convencionales.

La psicopedagoga Mar García, del Instituto Valenciano de Pedagogía Creativa, asegura que "es importante que a la hora de elegir la actividad extraescolar los padres propongan una oferta restringida de dos o tres opciones que se eligen en función de los gustos del niño, pero también de la comodidad: "Si al niño le encanta esgrima, pero esgrima se imparte en la otra punta de la ciudad, y eso va a suponer un trastorno familiar, no tiene sentido ofrecerla".

Para que las actividades extraescolares cumplan su función, el niño tiene que estar motivado, y que no se conviertan solo en una obligación. Es muy importante conocer el carácter y personalidad de nuestro hijo. "Si tenemos un niño más nervioso, que le cuesta más estarse quieto -teniendo en cuenta que no se trata de una hiperactividad-, generalmente, lo que más le va a gustar va a ser una actividad deportiva", afirma la experta. "Podría ser que le gustara más el ajedrez, pero es raro, ya que el ajedrez implica al niño estar sentado durante un tiempo sostenido".

Otra cuestión de la que se le debe hacer partícipe es durante cuánto tiempo tendrá que asistir a esa actividad. Si se trata de un trimestre, o de un curso escolar completo. "En la medida de lo posible, si los niños son más pequeños (primeros cursos de Primaria), quizá sería más aconsejable realizar una matrícula trimestral", recomienda la experta, "por si luego tenemos la mala suerte de que al niño no le gusta".

Actividades extraescolares: cómo realizar una buena elección

Cuando se exige demasiado a los hijos puede ser perjudicial. Es importante no programar en exceso a los niños. Hay que establecer prioridades, porque ha de quedar tiempo para jugar, divertirse, pasear, dibujar,...

Hay que evitar elegir las actividades extraescolares que a los padres les hubieran gustado hacer, de forma que el niño no se vea forzado a cumplir los sueños o expectativas de los adultos.

Hay que fomentarles aficiones y hobbies, pero ha de ser algo que resulte grato y motivador para el niño, o acusará el cansancio a la hora del estudio.

Se ha de intentar que las actividades extraescolares quiten tiempo de televisión, tableta u ordenador en vez de quitarlo de juego o de convivencia familiar.

El tiempo que poseen los niños tras terminar su jornada escolar nos da la oportunidad de fomentar su imaginación y fantasía a través de actividades extraescolares basadas en las artes plásticas y escénicas. A través de actividades como el baile, el teatro, dibujo o tocar la guitarra, los niños aprenden a expresarse con el mundo y a disfrutar de sus logros y avances.

Actividades extraescolares creativas

El teatro: ayuda a su aprendizaje con la memorización de los diálogos, aprende a saber escucharse a sí mismo y a los demás, aumenta su sensibilidad y a saber valorar el trabajo del otro, aumenta la espontaneidad, flexibilidad y autoconfianza de los niños.

El dibujo: asienta las bases de su personalidad, ejercita la imaginación, desarrolla sus capacidades creativas, obtiene una mayor capacidad a la hora de tomar decisiones correctas y con creatividad.

La música: activa los sentidos, fomenta la expresión corporal, la educación vocal e instrumental, potencia la capacidad de improvisación, motiva al esfuerzo personal, desarrolla la sensibilidad, creatividad, expresividad, coordinación.

Actividades extraescolares intelectuales

Idiomas: aprender otros idiomas es una excelente forma de ocupar las horas extraescolares. Se divertirá aprendiendo, agilizará su mente y su memoria. El niño terminará desarrollando habilidades intelectuales y obtendrá beneficios socioculturales, económicos y de salud.

Ajedrez: el ajedrez es un deporte para dos jugadores y uno de los juegos de mesa que supone un arte, una ciencia y un reto mental. Es uno de los juegos de mesa que requiere mayor agilidad y resulta un enorme estimulo intelectual para cualquier niño.

Informática: con el avance de la tecnología, los ordenadores se han vuelto en una parte fundamental e imprescindible de la vida diaria y laboral. En Internet existen cientos de páginas y vídeos que podemos observar con nuestros hijos y que ayudarán a su educación de una forma más divertida y entretenida. Introducir a los niños en el mundo de la informática les permitirá desde pequeños a desenvolverse con soltura.

Actividades extraescolares deportivas

- Los deportes grupales ayudarán sobre todo a los niños más tímidos, les ayudará a relacionarse con los demás. Los deportes en grupo requieren de cierta comunicación con el resto del equipo.

- Los deportes individuales, tales como el karate, la natación* requieren de cierta coordinación que ayudará a favorecer la psicomotricidad de los niños.

Isabel Martínez
Asesoramiento: Mar García, Psicopedagoga del Instituto Valenciano de Pedagogía Creativa

Te puede interesar:

- Actividades extraescolares deportivas

- Deportes recomendados para niños de Preescolar

- Actividades extraescolares