El significado del llanto del bebé explicado por pediatras

El significado del llanto del bebé explicado por pediatras
17 de mayo de 2018 ISTOCK

Nadie nace sabiendo nada. Todo se aprende, desde a andar hasta a hablar y mientras tanto se interiorizan estas destrezas, es el turno de improvisar. Mientras que un hijo no es capaz de dominar el lenguaje, se comunica con sus padres a través de sistemas como el llanto. Cuando el bebé llora, muchas son las cosas que puede estar diciendo a sus padres.

¿Cómo descifrar el significado? Si bien en cada caso el llanto del bebé puede ser un mundo, desde la Asociación Española de Pediatría, AEP, se dan una serie de pautas básicas con las que los padres pueden empezar a descifrar el mensaje de sus hijos. Una fórmula con la que poder atender las necesidades de los más pequeños en el tiempo en que no saben hablar.

Por qué lloran los bebés

Aunque el llanto puede parecer que algo horrible está sucediendo, forma parte del desarrollo normal de los niños. Durante los primeros 3 meses de sus vidas, los bebés lloran una media de 2 horas al día, con un aumento del número y duración de los episodios de llanto hasta las 6-8 semanas de vida y que después va disminuyendo.

Entre más comunes del llanto en bebés están:

- Malestar por hambre, sueño, frío, pañal sucio, necesidad de estar en brazos, etc.

- Cólico del lactante. Se define con la "regla del tres", episodios de llanto intenso de más de 3 horas de duración, tres o más noches a la semana durante al menos tres semanas en un bebé por lo demás sano.

Generalmente aparece entre la segunda semana de vida y los 3-4 meses (por eso también se llaman "cólicos del primer trimestre"). Consiste en episodios de llanto vespertino en los que los niños se muestran inconsolables y agitados, con flexión de las piernas sobre el abdomen que se hincha y endurece y enrojecimiento facial. Puede durar minutos e incluso horas. Aunque la incidencia de cólicos es similar entre niños amamantados y alimentados con biberón, en muchas ocasiones se interpreta que son debidos a que el niño tiene hambre porque la madre tiene poca leche, lo que lleva a la introducción de biberones y puede conducir al destete precoz. En países donde los niños están en contacto continuo con el cuerpo de sus madres en posición canguro y son amamantados a demanda, se observa el mismo número de episodios de llanto, pero su duración es muy inferior.

- Problemas de salud. Suponen menos del 5% de los episodios de llanto y se relacionan con enfermedades. Junto a las lágrimas, aparecen otros síntomas asociados y son fácilmente descartables en la consulta del pediatra con una adecuada entrevista y una cuidadosa exploración física.

Atención al llanto

Aunque el llanto del bebé sea algo común, no quiere decir que haya que obviarlo. Atender a los más pequeños mientras lloran es importante por los siguientes motivos:

- Es la fórmula en la que los padres sabrán que hay una necesidad que cubrir.

- Atendiendo al llanto y la necesidad que hay que cubrir, los padres podrán encontrar identificativos que identifiquen de menor manera por qué llora el niño y atenderlos mejor.

- El niño relacionará a su padre con el motivo por el que dejó de llorar y su necesidad fu satisfecha. Una buena manera de estrechar el vínculo entre ambos.

- Como se ha dicho, si el llanto del bebé está acompañado de otros síntomas, es posible que el problema sea más grave. Prestar atención significará descubrir una posible enfermedad antes de que se demasiado tarde.

Damián Montero

Te puede interesar:

- El llanto del bebé

- Cosas normales de los recién nacidos

- Causas del llanto del bebé

Contador