Consejos antes de visitar al recién nacido de un familiar o amigo

Consejos antes de visitar al recién nacido de un familiar o amigo
15 de abril de 2018 ISTOCK

Convertirse en padre es una alegría a compartir con el resto. Cuando un bebé nace, familiares y amigos quieren participar en esta nueva etapa de la familia y conocer al recién llegado. Pero hay que tener en cuenta las peculiaridades de estos pequeños y a la hora de ir a visitarlos, tener en cuenta las necesidades específicas que hacen que tenga que extremarse el cuidado con ellos.

Si estás pensando en conocer al recién nacido de un conocido o un familiar, estas son las reglas que debes tener en cuenta para no importunar a los padres y no alterar el proceso de recuperación de la madre ni ocasionar molestias en el bebé. Una forma de compartir la alegría de este nuevo miembro y no importunar.

Consejos antes de la visita

¿Un pariente ha tenido un hijo recientemente? Si tienes intención de ir a visitarlo, esto es lo que debes tener en cuenta antes de presentarte en la casa:

- Llamar para preguntar sobre esta posibilidad. No serás el único que quiere visitar a esta persona y antes que convertir la casa de tu pariente y conocido en un lugar repleto de personas y estresar al bebé y a los padres, siempre es mejor preguntar por esta posibilidad.

- Preparar algún detalle. Durante la llamada se le puede preguntar a los padres si precisan algo para su nuevo hijo, desde unas ropas graciosas hasta un pack de pañales, nunca está de más preparar un detalle para ayudar en esta nueva etapa.

- No usar perfumes demasiado fuertes que puedan irritar al bebé a través del olor.

- Por supuesto, si eres fumador, recordar que el tabaco está prohibido y durante la visita a los nuevos padres es preferible ni siquiera salir a fumar para evitar que el olor pueda molestar al bebé.

Consejos durante la visita

Una vez realizados estos preparativos antes de la visita a los nuevos padres, estos son otros consejos para hacer más amena la visita:

- Avisar antes de ir. Los imprevistos pueden hacer que los padres prefieran posponer la visita a otro día, siempre es mejor avisar antes de salir por si hubiera sucedido uno de estos eventos.

- Si el niño se pone nervioso y comienza a llorar en tus brazos, devolverlo a los padres para que puedan calmarlo. Ellos son quienes conocen mejor su comportamiento y sabrán si precisan comer, un cambio o son meros nervios.

- Nunca sacar fotografías sin el permiso de los padres y por supuesto, no compartir en redes sociales. Estas imágenes deben quedar en el círculo íntimo.

- Evitar las comparaciones. La crianza de cada hijo es un mundo y este es elegido por los padres. No hay que comparar este sistema con el que se haya elegido en casa y mucho menos si no se ha pedido consejo.

Damián Montero

Te puede interesar:

- Los grandes cambios del bebé de 0 a 12 meses

- Los principales problemas en la piel de los bebés

- Las curvas de crecimiento de peso y talla

Contador