Amistades en adolescentes, ¿cómo enseñarles a reconocer los buenos compañeros?

Amistades en adolescentes, ¿cómo enseñarles a reconocer los buenos compañeros?
9 de febrero de 2018 ISTOCK

¿Qué duda cabe de la importancia de los amigos en cualquier etapa de la vida? Tener alguien con quien hablar, además de la propia familia, en quien confiar nuestros problemas y pedir consejo es algo necesario para todos. En especial para los adolescentes, inmersos en una etapa de cambio y en la que se sienten más entendidos por personas de su edad que por sus padres u otros parientes adultos.

Dada la importancia de este círculo para los adolescentes, es importante que los jóvenes sepan elegir bien quien entra a formar parte de él. En este punto, si bien los padres no pueden decidir por ellos, sí que pueden enseñar a reconocer a los buenos compañeros, a esos que siempre están dispuestos a ayudar y que ofrecerán magníficos valores que junto a los que encuentran en su familia, harán de ellos grandísimas personas.

Qué significa la amistad

El primer paso para enseñar a elegir amigos es saber qué caracteriza a estos compañeros. Hay quien los define como la familia con la que no se comparte sangre ni apellidos. Desde la Asociación Española de Pediatría, AEP, destacan que a estas edades los adolescentes comparten con su grupo muchas conversaciones que lo ayudan a conocerse a sí mismo y a entender los cambios que ocurren en su vida. Compartiendo y comparando las experiencias e ideas con alguien que se encuentra en la misma situación, va descubriendo sus nuevos valores y, en definitiva, su identidad.

Como valores a destacar de una amistad sana, se pueden resaltar los siguientes:

- Aceptación. El buen amigo no tratará de cambiar al adolescente y hacerlo como el, sino que lo aceptará como es y valorará estas particularidades.

- El mayor beneficio es la amistad. El buen amigo no intenta sacar rédito de este vínculo para conseguir dinero o apuntes. Puede suceder que en algunos momentos se pueda ayudar, pero si la relación únicamente se basa en estas peticiones, no es amistad.

- Apoyo mutuo. Como se ha dicho antes, un amigo ayuda en los momentos difíciles y cuando el adolescente precise alguien que lo escuche, la verdadera amistad asegura apoyos en este sentido.

- Nada de problemas. Un buen amigo quiere lo mejor para la otra persona. Por ello no busca meterla en problemas. Una cosa es disfrutar de una buena aventura, pero siempre desde el respeto al resto y evitando hacer algo que pueda perturbar.

Nuevas formas de amistad

Desde AEP también se recuerda cómo las nuevas tecnologías han cambiado el concepto de amistad. Chats, foros, redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea han llegado para hacer que nuestros grupos sean más grandes que nunca. Pero, ¿se puede considerar a la persona que está al lado de la pantalla como un buen amigo? ¿Ofrece los mismos beneficios que un individuo real?

AEP recuerda que en torno a cuatro de cada cinco adolescentes tienen perfil definido en alguna red social. A través de ellas se pueden comunicar no sólo con sus amigos, sino también con desconocidos. Un problema que se traduce en hasta un 10% de niños entre 11 y 16 años víctimas potenciales de acoso sexual en internet, un número está en aumento.

Además, estas amistades virtuales no ofrecen los mimos beneficios que un vínculo en persona. Por ejemplo, tener un amigo fuera de la pantalla permite actividades como ir al cine, salir a dar un paseo, una excursión al campo, jugar un partido de fútbol, verlo en el estadio. Por el contrario, la pantalla no facilita estas prácticas, además que tampoco puede dar un abrazo en el caso de necesitarlo.

Los padres deberán hacer entender a sus hijos que si bien las redes sociales pueden permitir un contacto rápido con un amigo para preguntar una duda sobre los deberes o concertar una cita, no pueden convertirse en el único vínculo con sus compañeros. La amistad, al igual que cualquier relación, requiere verse en persona y disfrutar del tú a tú que tantos beneficios tiene.

Damián Montero

Te puede interesar:

La importancia de la amistad en la niñez

- Las "herramientas" para tener amigos

- 6 claves para caer bien y tener amigos

- 15 trucos para caer bien a los demás