Actividades con las que potenciar el vínculo entre padres y adolescentes

Actividades con las que potenciar el vínculo entre padres y adolescentes
15 de abril de 2018 ISTOCK

Qué importante es mantener una buena relación en el hogar. El vínculo entre padres e hijos es algo que debe construirse desde los primeros años de vida de los más pequeños y que debe mantenerse a lo largo del tiempo. Incluso durante la adolescencia hay que fijar esta relación paterno-filial. Para ello, nada mejor que pasar tiempo juntos disfrutando de divertidas actividades.

La diferencia de edad entre padres y adolescentes no quiere decir nada. Desde Unicef se ofrece una lista completa de actividades que pueden disfrutarse por parte de la familia en el día a día y que ayudarán a estrechar el vínculo en el hogar. Una buena respuesta al distanciamiento generacional que supone el paso por estas edades.

Alianzas entre adultos y adolescentes

Estrechar lazos entre adolescentes y padres es una gran idea para ambos. Por parte de los jóvenes, se conseguirá un acercamiento a los adultos que permitirá contar con un apoyo al que preguntar dudas en esta época marca por la incertidumbre. Por parte de los adultos, se entenderá a los hijos que atraviesan por uno de los momentos más críticos de su desarrollo.

Una buena idea en este sentido es que los adolescentes escriban en un papel la imagen que tienen de sus padres y las expectativas que tienen de ellos. Por otro lado, los adultos pueden hacer lo propio con aquello que esperan de sus hijos a estas edades, resaltando las metas que quisieran ver cumplidas. De esta forma, podrán ponerse en común las exigencias que cada uno de estos familiares tienen del resto.

Tras la escritura de estas expectativas, padres y adolescentes tendrán que abrir un diálogo sobre las mismas en donde habrá que preguntar por qué esperan estos aspectos en la otra persona. No hay que centrar el diálogo en las metas que se esperan del otro, sino más bien en el origen de estos deseos y en la reflexión de cómo juntos se puede trabajar por alcanzar ese fin.

Claves a tener en cuenta en estas actividades

Son muchas las actividades que se pueden utilizar para cumplir con el aspecto anterior, desde una reunión en torno a una mesa en cenas o almuerzos, hasta una tarde de reflexión en torno a las mencionadas expectativas. Pero en cualquier caso, desde Unicef se sugieren una serie de claves a tener en cuenta a la hora de desarrollar estas actividades:

- Dar un papel activo a los adolescentes. No hay que pensar que los adolescentes son incapaces, hay que tratar de que se impliquen en las rutinas familiares.

- Involucración de los padres. No hay que mantenerse en segundo plano o en un papel pasivo, los padres deben participar y trabajar codo con codo con sus hijos interesándose por su día a día.

- Trabajar por preguntar. Los días pasan y las concepciones cambian. Interesarse por los nuevos puntos de vista de los adolescentes ayudara a comprenderlos mejor.

- Interesarse por los gustos de los adolescentes. Las modas cambian y puede ser divertido interesarse por los gustos de los adolescentes para comprender mejor a su generación. Además, gracia a esta decisión, también se podrá pensar en nuevas actividades para participar junto a los jóvenes.

Damián Montero

Te puede interesar:

Padres comprometidos: el nuevo rol de papá

Cómo asentar la confianza entre padres e hijos

10 errores que cometemos los padres con nuestros hijos

Cinco pasos para hablar con un adolescente y sobrevivir

Contador