Semana Santa sin deberes, la nueva petición de CEAPA a Educación

Semana Santa sin deberes, la nueva petición de CEAPA a Educación
16 de marzo de 2018 ISTOCK

¿Deberes sí, o no? Este es un debate que desde hace tiempo lleva presentándose en el ámbito de la educación. ¿Es la mejor forma de afianzar conocimientos tras las lecciones del colegio o se les está restando un tiempo a los más pequeños que podrían emplear en otras actividades? En esta última postura se afirma la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado, CEAPA.

De hecho, en un comunicado reciente, CEAPA pide a Educación que recapacite de cara a la Semana Santa. Este organismo solicita que durante este periodo vacacional los niños queden exentos de deberes y puedan disfrutar al máximo de un más que merecido descanso. Un reclamo que se hace el entender que estas actividades no se relacionan con el éxito escolar.

#STOPDEBERES

La postura de CEAPA es clara. A su entender, tras implantación de la LOMCE y el cambio de currículo se ha incrementado el tiempo que los menores han de dedicar en casa a realizar las tareas escolares tras el colegio. Esta posición entiende que esto se traduce en el hecho de que la escuela no responde adecuadamente a las necesidades educativas de sus alumnos

CEAPA remite a las quejas de las familias, que afirman que sus hijos quedan sobrecargados por los deberes y aluden a problemas en su día a día. Tensiones entre padres, madres e hijos, o un incremento de patologías como dolores de cabeza, dolores de espalda, malestar abdominal y mareos, tal y como advierten de la Organización Mundial de la Salud, OMS.

Por ello, CEAPA pide a los padres que defiendan el derecho a sus hijos, que ellos entienden que no se está respetando. El de descansar y el de no incluir los deberes en las vacaciones de sus hijos, descartando así todos los problemas que se relacionan con ellos:

- Los deberes no están relacionados con el éxito escolar.

- Los deberes, lejos de fomentar el desarrollo integral de la persona, forman parte de la herencia dañina de un método pedagógico obsoleto basado en la memorización y en la repetición de contenidos.

- Provocan desigualdades sociales. La calidad de ejecución mejor o peor de los deberes depende del nivel socioeconómico y cultural de su entorno. Mientras unas familias intentan ayudar a sus hijos e hijas, otros recurren a clases particulares o academias y otros muchos no tienen ni el nivel educativo ni el dinero para poder pagar esos apoyos. Además, los deberes en muchos casos cuentan en las calificaciones y el no hacerlos puede ser motivo de sanción.

- Crean tensiones entre padres y madres e hijos e hijas. Además, muchas veces, se quedan sin jugar y realizar otras actividades por tener que hacer los deberes, lo que genera más rechazo. Es cierto que los niños y niñas tienen que aprender cuáles son sus obligaciones, pero los deberes no son el vehículo para ello, ni tampoco pueden ser el motivo que les haga perder su tiempo

- Constituyen un problema en la conciliación familiar al no disponer de tiempo para la supervisión del trabajo fuera del colegio.

- Los menores necesitan tiempo para realizar actividades deportivas, culturales o de esparcimiento, que también contribuyen a su desarrollo personal.

A favor de los deberes

Si la postura de CEAPA es contraria a los deberes, otras entidades como la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y padres de Alumnos, CONCAPA, aboga por su permanencia. Esta entidad entiende que los deberes "son necesarios para afianzar lo aprendido en el centro educativo, aunque deben ser proporcionados y acordes con el nivel educativo del alumno".

Eso sí, CONCAPA entiende que en todo caso, siempre deberían ser consensuados entre las familias, los centros y los profesores, En cualquier caso, bajo su punto de vista, no se debe alentar a las familias a no respetar y cumplir las normas, pues se estaría haciendo un flaco favor a la educación y a la sociedad.

Damián Montero

Te puede interesar:

Ayudarle a hacer los deberes no es ayudarle

España, quinto país que pone más deberes

- Piden la racionalización de los deberes